Seleccionar página

Al igual que cuidamos de nuestro coche, nuestro electrodomésticos necesitan pasar por revisiones a lo largo de su vida. Las averías son inevitables, pero en muchas ocasiones puede prolongarse la vida útil de nuestras máquinas de formas bastante simples. Profesionales del servicio técnico Teka como puede ser la empresa Arregla tú mismo advierten de la importancia de este tipo de cuidados a la hora de comenzar a utilizar cualquier aparato.

El frigorífico, por ejemplo, debe de estar lejos de cualquier fuente de calor. La cocina, el horno o un foco de luz deben de guardar cierta distancia con él. Además de evitar averías se ahorra energía. Así como también alejarlo de las ventanas. Durante el verano el sol de forma directa puede hacer que se caliente en gran medida. Así evitaremos cualquier tipo de problema relacionado con este aparato.

En cuanto a la lavadora y secadora, nunca las coloques en los exteriores de la casa. El hecho de estar fuera hace que algunas piezas, las gomas o el propio circuito se estropee con mucha más facilidad. Contar con el servicio técnico de Teka en esos momento puede ser de lo más útil.

Si bien en otros como el horno, lo esencial es que no toque la pared. Los muebles que lo rodeen tienen que soportar bien el calor que desprende el aparato. Por ello, la toma de corriente debe ser correcta, indicada para la intensidad propia de nuestro horno.

En el caso del agua, es altamente perjudicial para la vitro cerámica. No debemos colocarla en ningún momento cerca de la toma de agua o fregadero. No solo asegura una mayor duración de la cocina, también evita que nos electrocutemos.

Para evitar las averías en los electrodomésticos no hay que hacer grandes esfuerzos como puedes ver. En el caso de tener alguna duda, contactar con profesionales es la mejor solución.